Las herramientas informáticas del trabajo y su uso particular

Las herramientas informáticas del trabajo y su uso particular

Un perito judicial informático en Madrid Centro puede ser la solución a las disputas entre empleados y empresa sobre el uso que se hace por parte de los trabajadores de las herramientas informáticas que esta pone a disposición de aquellos.

Buen uso y abuso no están muchas veces diferenciados, por eso contar con la experiencia de un buen perito judicial informático en Madrid Centro puede ahorrar males mayores en forma de juicios, despidos, etc. Se trata de dilucidar si ambas partes han cumplido con las normas, tanto la empresa como el empleado. Y hay que seguir esa máxima que reza que “el desconocimiento de la ley no nos exime de su cumplimiento”.

Cuando la empresa pone a disposición del empleado alguna herramienta informática, por ejemplo, una cuenta de correo electrónico, el uso que debe darle aquel es profesional: para comunicarse con los clientes o proveedores, para recibir información de sus superiores o corporativa, para poder acceder a servidores, etc.

En el momento en que el empleado utilice el correo para cuestiones personales, está haciendo un mal uso de la herramienta que le proporcionan. Pero hay que tener en cuenta que la empresa debe indicar expresamente para qué se pueden usar.

Así mismo, la empresa puede monitorizar el uso que por parte del empleado se hace de las herramientas. El simple uso del ordenador que ponen a su disposición para temas personales (ver la prensa deportiva, hacer compras online, chequear nuestro webmail, etc.) es, de nuevo, hacer un mal uso.

La empresa podría monitorizar qué hacemos con las herramientas que pone a nuestra disposición, pero debe indicárselo expresamente al empleado y tiene que haber acuse de recibo por su parte.

Si tienes dudas, tanto si eres empresa como si eres empleado, contacta con Photoinstant y te resolveremos las cuestiones relativas a estos u otros temas informáticos.