El papel de la cartelería en las Guerras Mundiales

El papel de la cartelería en las Guerras Mundiales

Hoy en día es fácil encontrar cartelería gran formato Madrid centro en forma de publicidad, pero los carteles no siempre han tenido esta función amable, e incluso divertida, hubo un tiempo en que su utilidad era otra. 

Nos trasladamos a agosto de 1914, inicio de la Primera Guerra Mundial. Hasta este momento el papel de los carteles había sido el de anunciar productos a los potenciales clientes, pero aquel mes de agosto lo cambió todo. A partir de ese momento la cartelería tiene un nuevo uso; la propaganda. Solamente en Estados Unidos se crearon más de 2.500 diseños distintos y se imprimieron más de 20 millones de carteles en cuatro años.

El objetivo de estos carteles era, básicamente, conseguir dinero para armar al ejército de cada país, convencer a los jóvenes de que se alistaran para luchar por su patria y ridiculizar al enemigo. Fue tan importante el impacto de los carteles como instrumentos de propaganda que, años más tarde, se volvieron a utilizar durante la Guerra Civil española, en 1936 la cartelería gran formato Madrid centro en favor de uno u otro bando.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, si bien los carteles siguieron siendo un instrumento muy importante para la propaganda, la aparición de otros medios de comunicación, como la radio, hacen que estos pasen a un segundo plano.

Durante el periodo de entreguerras, los carteles volvieron a mostrar su cara más amable. Era la época del Art Decó y la influencia de Dada, el Futurismo y el Cubismo llegó hasta el mundo de la cartelería dejando, para la posteridad, diseños que son verdaderas obras de arte.

Es, precisamente, esta cara más amable y artística la que caracteriza a Photo Instant en Madrid. Con las nuevas tecnologías la cartelería, lejos de verse en peligro, ha sabido adaptarse a los tiempos.