La magia de las fotos nocturnas

La magia de las fotos nocturnas

Lanzarte a hacer reportajes fotográficos de Madrid centro por la noche requiere de mucha técnica y paciencia, ya que la fotografía nocturna es una de las técnicas más complejas de la fotografía, pero también una de las más bellas. La sensibilidad, el tiempo de exposición y la apertura deben cuadrar de manera perfecta para lograr captar una fotografía nocturna con todos sus detalles.

Lo primero que debes tener antes de comenzar a hacer fotos nocturnas es un trípode. Por muy buena que sea tu cámara, ni las cámaras con mayor sensibilidad del mercado permiten hacer una buena fotografía sin utilizar el trípode. Mucha gente, además, completa el equipo con un disparador automático que evita que cualquier movimiento accidental pueda estropear la foto.

Evidentemente, como la falta de luz es la característica principal cuando realizas reportajes fotográficos en Madrid centro por la noche, es esencial que abras mucho el diafragma, pero controlando la profundidad de campo; que tengas el tiempo de exposición en valores altísimos y que hagas buen uso del modo nocturno de la cámara. En el fondo, es muy recomendable que hagas muchas pruebas con la sensibilidad, la exposición, etc. hasta que consigas los resultados esperados.

Muchos de los clientes que vienen a Photo Instant quieren que les hagamos grandes impresiones de paisajes nocturnos, sobre todo aquellos en los que la luna, los fuegos artificiales o las luces nocturnas son los grandes protagonistas. Y es que para el fotógrafo es todo un reto cualquiera de estas fotografías nocturnas y para quienes la ven suelen tener una magia especial.

haz clic para copiar mailmail copiado